Expectativa por el reinicio de actividades en la UIS, de Bucaramanga. – Vanguardia Liberal

0
16
Expectativa por el reinicio de actividades en la UIS, de Bucaramanga. - Vanguardia Liberal

Después de 62 días de ‘paro’ y de los normales recesos de las festividades de Navidad y de Fin de Año, mañana se retomarían todas las actividades académicas, administrativas, de extensión y de investigación en la Universidad Industrial de Santander, UIS.

Todo dependerá de los resultados de las asambleas de los estudiantes y de los profesores que se cumplirán, desde las 8:00 a.m. de este 14 de enero, al interior de ese claustro universitario.

Según trascendió, la gran mayoría de los 1.700 docentes, entre los de planta y los denominadas ‘hora cátedra’, le darían el visto bueno al reinicio académico.

Se presume, de igual forma, que los universitarios seguirían apoyando al Frente Amplio por la Educación que hizo parte de la Mesa de Negociación con el Gobierno Nacional.

Como se recordará, en diciembre pasado el Gobierno del Presidente Iván Duque dijo que “el presupuesto del cuatrienio para el fortalecimiento de la educación superior pública aumentará más de 4,5 billones de pesos”.

Lea además: Hay escasez de sangre en el Hemocentro del HUS

De estos recursos, más de 1,34 billones de pesos serán destinados a la base presupuestal de las Instituciones de Educación Superior Públicas. Ese fue el acuerdo que firmaron a finales del pasado 2018.

“Nuestra posición es de apoyo a los puntos propuestos para avanzar en la educación como derecho. Respaldaremos las disposiciones de nuestros voceros frente al tema”, manifestaron algunos de los estudiantes de la UIS.

Sin embargo otras asociaciones estudiantiles, que obviamente no están de acuerdo con el citado pacto nacional, están convocando a la gente a nuevas movilizaciones.

De acuerdo con ellos, durante los próximos días se realizarían otras manifestaciones en la capital santandereana. Incluso ellos plantean la realización de un referendo para lograr que la educación superior ‘sea gratuita’ y sea elevada al ‘rango de derecho fundamental’, lo que implicaría una reforma total al sector educativo.

Fuente