La razón por la que el vinagre de manzana sí funciona para adelgazar – El Diario NY

0
10
La razón por la que el vinagre de manzana sí funciona para adelgazar

El vinagre de manzana es uno de esos productos naturales alrededor de los cuales el marketing ha hecho de las suyas: libros que resaltan sus maravillas, tiendas que lo ofrecen como la última tendencia en desintoxicación, cientos de artículos en la red que hablan sobre sus bondades.

Y a pesar de que está lejos de ser un producto mágico, existe una razón por la que el vinagre de manzana sí funciona para adelgazar: su alto contenido de ácido acético.

De acuerdo con una investigación liderada por Carol S. Johnston, directora asociada del programa de nutrición de la Universidad del Estado de Arizona, el ácido acético tiene varios efectos positivos en el organismo.

El ácido acético inhibe la reacción del almidón de las comidas en el organismo. Dicho más fácilmente, esta sustancia permite que los alimentos ricos en azúcares y carbohidratos se digieran más lentamente, por lo que no provocan una subida de glucosa. Los picos de glucosa dificultan la pérdida de peso y son especialmente peligrosos para los diabéticos.

Johnston, quien ha investigado los efectos del vinagre de manzana por más de 10 años, asegura además que el almidón no digerido dentro del organismo se convierte en alimento para las bacterias buenas del intestino. Este efecto prebiótico ayuda a mejorar el sistema inmunológico y a tener una buena digestión, algo deseable cuando se busca perder algunas libras.

El vinagre, además, ayuda a oxidar las grasas lo que significa que facilita su eliminación. Sin embargo, enfatiza que no es un remedio mágico para adelgazar, pues en su experiencia la pérdida de peso se reduce a una o dos libras después de consumirlo regularmente por tres meses. En este sentido, una dieta saludable y un plan de actividad física regular pueden ser más efectivos que el vinagre.

La buena noticia es que el ácido acético está presente en todos los vinagres, no sólo en el de manzana. Pero, de nuevo, alrededor del vinagre de manzana, el marketing ha hecho de las suyas.


Fuente